domingo, 24 de abril de 2016

Aún hay clases...

Leo un artículo de Isabel Coixet  en el dominical del Periódico,en el que relata el resultado de un experimento llevado a cabo por unas estudiantes.Explicado de manera llana y corta, estas estudiantes se propusieron concienciar sobre las diferencias salariales entre el hombre y la mujer...y les costó caro.
Sabido es que ,actualmente, la brecha salarial, tanto en nuestro país como en otros(creo que las chicas son de Canadá),implica que, por el mismo trabajo, una mujer perciba aproximadamente un 25-27% menos de salario.Indignadas por tal discriminación, las estudiantes se pusieron a vender cupcakes hechos por ellas mismas, y les pusieron doble precio:digamos que un euro para los hombres y 55 céntimos para las mujeres.¿Resultado?.Insultos del nivel "puta feminista,cerda,perra..."...entre otras lindezas.
Ninguno de esos machitos que se quejaron de tener que pagar más que una mujer por el mismo producto se paró a pensar en  lo que pagan por una cerveza, ni otras cosas con margen comercial desorbitado,ni puso en tela de juicio el mismo hecho de ganar más por igual trabajo, ni le importó lo más mínimo esta ignominia que se empieza a conocer con el nombre de "·el impuesto rosa",que consiste, en esencia, en que un mismo producto, en versión hombre es más barato que en versión mujer.
Nada de eso importa.Aferrarse a los privilegios por el simple hecho de tener algo que te cuelga entre las piernas parece ser que gana adeptos...¡y es que aún hay clases, que narices!

jueves, 21 de abril de 2016

23 años

Entre esta imagen
y el dia de ayer distan unos 8420 dias.Dias de alegría, de dudas, de preocupación,de miedos,de esperanzas, de rabia a veces, de incertidumbre,de risas y de llantos,tantos sentimientos y tan intensos que no tendré vida suficiente para agradecer que la providencia, o quien sea, me permitiese ser tu madre.Espero que algún dia, no muy lejano, tú sientas por tus hijos lo que yo sentí, siento y sentiré por ti...eso si,tomátelo con más calma,jejeje.
te quiero,hijo mio.¡Que cumplas muchos más!



domingo, 10 de abril de 2016

No damos para más....

Leo, y se me pone cara de tonta,que ayer en Madrid hubo dos manifestaciones simultaneas.:¿para pedir que los que han estado estafando paguen lo que han birlado a Hacienda?¿Para exigir que se acaben los recortes sobre los derechos humanos?¿Para protestar por la homofobia y el machismo que hieren a árbitros gays y árbitros mujeres,entre otros muchos ejemplos?¿Para despertar ,en suma, de este letargo de Bella Durmiente gilipollas en el que estamos todos inmersos?...pues no.resulta que las manifestaciones , ni más ni menos, tenían como fin defender a dos finalistas de ese estandarte de la telebasura más casposa,rancia y dosdedosdefrente que es "Gran hermano VIP".¡Tocate los webs!.
Yo creo que la cara de tonta aún me dura...tanto como la indignación.
Un país que es capaz de mover el culo por dos personajes que cobran una cantidad indecente de pasta por hacer el gandul, entre otras cosas, ante un montón de cámaras, una peña que se traga con fruición y avidez toda la mierda que por un tubo emiten un par de cadenas televisivas,que adora como si fuera un nuevo Dios a una señora cuyo único mérito es ponerse a parir hijos como si no hubiera un mañana y grabar escenas de su vida maternal y familiar para colgarlas en el youtube(y pobre de ti como se te ocurra hacer una crítica ,que te linchan),que es capaz de decirle a una árbitro que sólo vale para fregar platos y dejarse follar, o a un árbitro gay que es un comepollas y que le gusta que le rompan el culo(transcribo literalmente lo que he leído en los medios de comunicación escritos).
Un país compuesto por varios miles de borregos estupidizados hasta tal punto, me van a perdonar ustedes, pero se merece lo que tiene.

domingo, 3 de abril de 2016

La fiesta y la madre que la parió

No soy una persona especialmente sociable ni me gusta estar rodeada de mucha peña.Tampoco me gusta la música a toda máquina, ni tener que berrear para que me oigan,ni contemplar el despliegue de estupidez y testosterona que se da en los antros llamados discotecas.No me gustan las discotecas,las odio desde mi (ya lejana) primera juventud.
Pero mis hijos han salido fiesteros.El mayor ,a pesar de afirmar que "está aburrido de fiesta",aprovecha cualquier ocasión para salir, y el pequeño ha empezado su periplo por carpas,discos y demás.
Y la testosterona,supongo que mezclada con el exceso de alcohol y a saber que más,unida al descerebramiento que parece darle a la gente cuando lleva unas horas de fiesta, le jugó a mi hijo una mala pasada el lunes de Pascua.Haciendo un mal chiste, podríamos decir que nos hicieron la pascua.Un costurón y varios cortes menores en la frente y la cara a causa de un golpe con un vaso que le propinó un chaval que salió corriendo después de haberlo agredido es el precio que mi hijo ha pagado por ir a separar a un amigo suyo y a otro tio que se estaban peleando.Fue aquello de "yo pasaba por allí y cobré"...todo ha quedado en un susto,y los dias van borrando poco a poco la huella física del golpe,aunque la cicatriz será considerable...me consta que incidentes semejantes son el pan de cada día en los lugares de ocio donde se bebe, se consume y se pierde el control...lo que ya no me parece normal es que NADIE de la disco(Dresde, de nombre, para más señas)se preocupara por socorrer a mi hijo y fuesen sus amigos los que se tuviesen que ocupar de sostener una camisa para contener la sangre y llamar a una ambulancia ,mientras los supuestos vigilantes de seguridad pasaban de todo como los imbéciles que son...
Y para más INRI, se ha podido denunciar al agresor,pero a la puñetera discoteca no se le puede interponer una denuncia por omisión de socorro...bueno, poder si que se puede, pero no valdría de nada...
Si antes la maldita fiesta y toda su parafernalia no me gustaba nada, ahora el asco que me dan empresarios,vigilantes y demás fauna ya se ha elevado a la máxima potencia.Y lo que más me joroba es que no puedo prohibirles a mis hijos que vayan a esos lugares...